¿Qué es el marketing digital sanitario?

Vamos desde el inicio. Sabemos que para muchos el término marketing digital sanitario resulta poco conocido, contradictorio o inusual. Pero, para los que estamos en el mundo comunicacional y del marketing y, nos unimos con los profesionales de la salud, el término tiene, además de mucho sentido, mucha utilidad.
El marketing sanitario es la conjunción de planes estratégicos comunicacionales y de ventas aprovechados para mejorar, organizar y estructurar los servicios en el ámbito de la salud que se le ofrecen al paciente y a sus familiares.

Al llevar esto al mundo digital, utilizamos estas estrategias, aplicadas al sector de la salud, adaptadas a las distintas plataformas que nos ofrece Internet.

Ahora bien, para que haya un buen cumplimiento de las estrategias planteadas, en base a objetivos previamente establecidos, el intercambio comunicacional debe darse en conjunto tanto en la parte online como en la parte offline.

¿Aún no te suena? Te ponemos un ejemplo.

Si, cuando vas a un consultorio llegas y ves en la puerta un aviso con un cariñoso y cálido enunciado de bienvenida, la recepcionista te recibe con café, agua o té (por si no te gusta el café), ves todos los diplomas, reconocimientos y logros profesionales del especialista guindados en la pared y, además, antes de irte el especialista te entrega una tarjeta con sus datos personales de contacto para que te comuniques con él fuera de su consulta…estas son estrategias de marketing.

En base a esto, entonces, decimos: El marketing NO está distanciado del sector salud, todo lo contrario.

Para generar una sensación de apoyo, atención, bienestar, protección y seguridad en el paciente, el especialista debe enamorarlo, para así, ganarse su confianza, concatenado con la construcción de un servicio de salud de calidad y personalizado.

¿Cómo lo hacemos?

Un gran porcentaje de pacientes buscan información en internet antes de visitar a un profesional. La información que consiguen puede cambiar drásticamente su decisión.Entonces, hay que estar en los canales digitales.

Con la pandemia mundial del Covid-19, que nos ha puesto a prueba a todos, no solo se ha incrementado el número de personas que buscan información sobre salud en canales digitales, siendo estos prácticamente los principales medios de inmediatez informativa, también se ha incrementado el número de personas que generan información, aún sin tener conocimientos en la materia.

El manejo comunicacional en estas situaciones debe ser más acucioso, y es aquí y en este momento donde los profesionales de la salud deben estar al tope. La salud no es algo que se le debe dejar a influencers cuyos tópicos, oficios o profesiones distan mucho de este mundo.

Desde tus conocimientos o desde lo que quieras aportar, plantea objetivos. ¿Qué quieres lograr? Puede ser ayudar, informar, educar…y partiendo de allí, crea estrategias que permitan que esos objetivos se logren.

La principal estrategia: Crear contenido de valor, contenido que interese a la audiencia.

Comienza compartiendo información en tus redes sociales, si aún no tienes una página web.

Habilita otros espacios, como WhatsApp o Zoom, para dar webinars, microconferencias o atención personalizada.

Este momento es una gran oportunidad para que muchos especialistas puedan ayudar, aportar y, a su vez, generar credibilidad.

Muchos psicólogos están publicando información sobre tips, recomendaciones sobre cómo pasar tiempo en casa, cómo manejar la ansiedad o incertidumbre si te quedaste sin trabajo o cómo lidiar con los niños viendo clases desde casa y otros elementos para manejar la parte emocional.

Coaches nutricionales recomiendan suplementos, medicamentos o dietas para reforzar el sistema inmunológico.

Los que están en la línea de fuego, trabajando a diario y en contacto directo con pacientes con coronavirus u otras enfermedades pueden contar sus experiencias y dar recomendaciones.

Un neumonólogo puede hablar sobre los mitos y verdades, con argumentos médicos o científicos, del coronavirus y sus secuelas a nivel pulmonar.

Los profesionales, cada uno desde sus habilidades y conocimientos, son los responsables de aprovechar este espacio, porque el que está del otro lado, el paciente, pide información veraz.

Las redes sociales y canales digitales se han convertido en un canal abierto, multidireccional para la comunicación, por ello, no todo lo que se consigue en internet, puede ser útil o verdadero. Por lo tanto, los profesionales del sector sanitario son los que tienen que generar contenido con fundamentos y ver esta coyuntura como una oportunidad, coyuntura que ni los líderes políticos mundiales han sabido manejar.

Comparte en tus redes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.